Post image for Veneno de Abejas como Terapia Alternativa de Salud

Veneno de Abejas como Terapia Alternativa de Salud

by Edy Saenz on February 23, 2015

apiterapia

 

El veneno de abejas también conocido como apitoxina, pude ser empleado con fines  medicinales en lo que se llama APITERAPIA, o APITOXOTERAPIA como un tratamiento alternativo para afecciones de las articulaciones.

El uso del veneno de abejas ha tomado un gran auge en muchos países, esta terapia consiste en permitir intencionalmente un determinado número de picaduras de abeja en la zona que se desea tratar.

Numerosos estudios han demostrado que el veneno de abejas alivia los síntomas que provoca el reumatismo, así como otras afecciones de las articulaciones, gracias a las propiedades antinflamatorias que tiene el veneno de abejas.

También se ha visto que es un eficaz analgésico; además de que uno de los componentes del veneno de abejas es la melitina, esta sustancia actúa en el sistema inmunológico disminuyendo los ataques que hacen los anticuerpos sobre las articulaciones y la mielina.

Actualmente se están realizados estudios sobre el uso del veneno de abejas en el tratamiento de la esclerosis múltiple con resultados prometedores.

Se ha observado que el veneno de abejas cuando entra en la sangre tiene la capacidad de ir por el torrente sanguíneo y actúa en donde encuentre una célula que reparar, o un tejido afectado.

Las abejas utilizadas en esta terapia son las abejas melíferas, es decir las que tienen la capacidad de producir miel. 

La terapia con veneno de abejas consiste en tomar una abeja con una pinza y hacer que pique el área del cuerpo a tratar, ya sean piernas, brazos, espalda o cualquier otra zona.

Existen tres corrientes principales con respecto al lugar en que debe aplicarse la picadura de la abeja, por un lado algunos especialistas afirman que la localización es importante, ya que aseguran que el aguijón actúa como una especie de acupuntura.

Otros opinan que el lugar en donde se ponga el veneno de abejas no es importante, ya que la sangre se encarga de distribuirlo por el cuerpo, como con cualquier otra medicina.

Algunos científicos chinos basados en una creencia popular de que la abeja posee un sexto sentido que le indica en dónde picar, han comprobado que efectivamente las abejas buscan el lugar en donde clavar su aguijón.

Los experimentos realizados por los acupunturistas chinos corroboran la afirmación de que la abeja sólo inyecta el veneno en donde percibe un desequilibrio energético, lo que interpreta como una amenaza y por eso ataca.

La terapia con veneno de abejas debe de ser aplicada únicamente por personas capacitadas en esta terapia y no de manera personal, ya que se debe de considerar un historial clínico del paciente y determinar si es o no alérgico al veneno de abejas, por lo que no se debe de autoadministrar.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: